Los murales de la Ciudad del Niño en San Miguel, ya son oficialmente monumento nacional

  • Las obras de Laureano Guevara son de gran relevancia por ser unos de los pocos testimonios que aún persisten de los trabajos del «Grupo de Pintores Muralistas del Ministerio de Educación», en 1946.
 

La publicación del decreto el 30 de marzo, que formaliza la declaratoria de Monumento Histórico de los 5 murales, confirma la decisión aprobada por sesión del Consejo de Monumentos Nacionales en noviembre pasado.

Los murales que se encuentran al interior del edificio que albergó al Liceo A91 Rebeca Catalán Vargas, el cual se ubica en Lote 1A Calle Centenario Nº 1000, Lote G Calle San Petersburgo Nº 6329, comuna de San Miguel, Ciudad de Santiago, fueron realizados en 1946 por el equipo encabezado por Guevara, uno de los principales maestros del muralismo chileno y sus alumnos Fernando Marcos, Osvaldo Reyes Herrera y Orlando Silva.

Las obras fueron financiadas por el Mineduc y son un testimonio de la intención del Estado que en su momento integró las artes plásticas y la actividad pedagógica. También dan cuenta de la importancia que se le había conferido a la educación durante los gobiernos radicales.

Se ubican en la conocida Ciudad del Niño, la que fue construida en 1943, bajo el mandato del presidente Juan Antonio Ríos, como un centro de acogida para niños con riesgo social. Estaba a cargo de la Fundación Consejo de Defensa del Niño (CODENI). El establecimiento, fue una gran obra de su época, estaba dotado de plazas, calles, jardines, escuelas, iglesia, teatro, club, casas para los niños y canchas, entre otros. Llegó a contar con 1.100 internos.

Su cierre en 2003 fue consecuencia de la ratificación (1990) de la Convención sobre los Derechos del Niño (ONU); debido a lo cual, se priorizó la reinserción familiar de los niños.

Consultado al respecto el Vicepresidente del CMN, Ángel Cabeza, señaló que: «Esta distinción es de gran relevancia ya que en la actualidad el paño que pertenecía a la Ciudad del Niño está ocupado por torres de departamentos, pero gracias a la voluntad de familiares de los muralistas y la iniciativa del municipio de San Miguel, se realiza la propuesta de declaratoria. Con la publicación del decreto se contribuye a la puesta en valor de los murales, la que contempla la realización de un centro cultural en las ex dependencias de la escuela, que cuente con las condiciones adecuadas para la exhibición de los murales y permita el uso de los espacios para diversas actividades culturales.»

Por su parte la Secretaria Técnica del CMN, Ana Paz Cárdenas, agregó que tras la visita de profesionales del CMN, se constató que los murales se encuentran en buen estado de conservación y destacó la buena voluntad que ha dado como resultado el trabajo conjunto con la constructora, dueña actual de la Ex escuela, quienes cedieron los terrenos a la Municipalidad de San Miguel.